Tebeos Clásicos

[ ... ] Items
Ver pedido

Pantera negra

Autor

Miguel Quesada Cerdán, nace el 04 de enero de 1933 en Albacete. Siendo todavía un niño se ve inmerso en la guerra civil, terminada la cual su padre es encarcelado por haber estado afiliado al partido comunista. Como anécdota señalar que su madre y la de Manuel Gago, se conocieron en la puerta de la prisión en que se encontraban sus respectivos esposos.

Debido a eso, y con tan sólo 12 años, deja el colegio para buscar trabajo como aprendiz de barbero sin sueldo, cobrando solamente las propinas que les dejaba sus clientes, y posteriormente en una fábrica de alpargatas. Posteriormente asistiría a las escuelas graduadas de Albacete, donde conocería a un niño madrileño con el que aprendería la afición a los tebeos primero y al dibujo después. Este niño se llamaba Luis Bermejo Rojo. La amistad entre sus madres dio lugar a que naciera el cariño entre ambas familias, y acabó siendo cuñado de Manuel Gago (Guerrero del antifaz) al casarse éste con su hermana Teresa.

Decidió dedicarse al dibujo de tebeos al ver nacer de la mano de su cuñado a personajes como el Pequeño Luchador o El Guerrero del Antifaz.

A finales de 1945, con la ayuda de Manolo, se inició en el dibujo y mientras pulía su estilo inicial, comenzó los guiones de “La Pandilla de los 7” que dibujaría su cuñado, hasta el nº 14. En el nº 15 toma Miguel la colección que había creado hasta el final, con casi 13 años, debido al exceso de trabajo de Manolo. En esa época se publicaron 84 números, y hace unos años (1983) se publicó el nº 85 -que permanecía inédito- en una reedición.

En 1946, presenta a la editorial Valenciana la colección “Los exploradores del universo”, que había creado conjuntamente con su hermano Pedro, pero fue cancelada por la editorial a los pocos números y luego fue publicada totalmente en 1951.

Con guiones de su hermano Pedro, hacen un nuevo intento con Editorial Bruguera, publicando “Ted el Pelirrojo”, una colección influenciada por “El Pequeño Luchador” de su maestro Gago.

Entre 1945 y 1948, hace algunas páginas para la revista Jaimito, S.O.S. y Juventud Audaz de la editorial Valenciana, creando en ésta última las aventuras de “Kormak, el Vikingo” y “El Justiciero Negro”. Posteriormente, aparecería “Dick Morland” para la editorial Bruguera, con guión de su hermano Pedro.

En 1951, se encarga de iniciar una de las primeras colecciones de la Editorial Maga, “Leyenda y fantasía”. Seguidamente comienza a dibujar “El Sargento invencible” para la editorial Maga. Una de las mejores colecciones dibujadas por Miguel Quesada vio la luz en éste año: “Pacho Dinamita”, colección que versaba sobre el mundo del boxeo, indudablemente inspirada en la excepcional Big Ben Bolt.

Poco tiempo más tarde recibe otro guión de su hermano Pedro. Empieza a pensar en la forma de plasmarlo en el papel, e incluso lo intenta. De pronto sin mediar palabra coge el guión y se va a casa de su hermano. Al abrirle la puerta, le dice "No me gusta", !a mí tampoco¡ contesta su hermano. Dilucidan entra ambos unas horas y surge otra de las colecciones más exitosas de la editorial Maga: Tony y Anita. Es tal el éxito de esta serie que se publica una segunda serie en 1960.

En estas dos colecciones estuvo trabajando sin descanso durante cinco años seguidos. Por divergencias con la editorial Maga, José Ortiz abandona el personaje de Pantera Negra, y le es ofrecido a Miguel. Los 14 primeros números fueron dibujados por José Ortiz. Miguel Quesada lo retoma en el número 15 hasta el 20, porque es llamado para hacer el servicio militar. Durante los 4 o 5 meses siguientes, José Ortiz hace los dibujos a lápiz y Vicente Ramos y Mª Teresa Alzamora, una notable dibujante de "tebeos de chicas", los pasan a tinta, hasta el nº 32. Miguel debido a un cambio de destino -en oficinas- tiene más tiempo libre, y desde la mili se encarga de hacer llegar los dibujos a la editorial, acabando la primera época en el nº 54.

A partir del num. 55 y hasta el 124, se cambia la cabecera por la de Pequeño Pantera Negra, que también coincide con un cambio de imagen, pasado a tener un formato de 17 x 12 cms. A partir del número 125 se vuelve a dar un nuevo auge a la colección, incluyendo el personaje de Gacela como compañera de Jorgito (Pequeño Pantera). Miguel sigue colaborando hasta el nº 177, donde a partir de ese número abandona la colección, siendo sustituido por otros autores de la talla de Herrero y Roselló, hasta alcanzar los 329 números.

Del éxito de las colecciones anteriores, sale al mercado en 1962 la revista “Pantera Negra”. Miguel dibujó portadas y colaboró en algún cuaderno. En ésta colección apareció el suplemento de El león de Florencia, dibujada también por Miguel. Posteriormente la editorial regalaría las tapas para encuadernarla. A partir del número 66 se fusiona con la revista Flecha Roja, cambiando la cabecera por "Pantera Negra y Flecha Roja".

A partir de éste momento, se dedica a hacer varios trabajos para el extranjero y acaba como director artístico de editorial Maga, en diferentes colecciones. También trabajó en las siguientes colecciones, dibujando portadas, páginas y algún cuaderno.

En los últimos años se ha dedicado a la ilustración. El Quijote en 8 tomos para ed. Ortells. Ilustraciones para los ocho cursos de EGB de los libros de religión para la editorial Magisterio Casals y las ilustraciones para una Biblia infantil.

En 1999, le fue concedido el Gran premio internacional de la feria del cómic y la ilustración de Barcelona, y en ese mismo momento la recibió también su hermano Pedro, ya fallecido.

En febrero del año 2000, es llamado por la Ministra de Cultura, comunicándole que ha sido galardonado con la medalla de oro al mérito de las Bellas Artes, siendo el primer historietista que recibe éste galardón. Según sus palabras: "No lo considero un premio a Miguel Quesada, sino el premio a la historieta española y a todos los que nos hemos dejado en ella nuestras vidas, dando lo mejor de cada uno".

En agosto del 2000, su esposa sufre una embolia cerebral y desde entonces se dedica íntegramente a su cuidado, dando por terminada su vida profesional.

Argumento

 

Abandonado a su suerte en medio de la jungla, el joven Jorge sobrevivirá entre tribus y animales salvajes, acompañado de su inseparable Pantera Negra, de quién aprenderá a conducirse con sagacidad y astucia por la procelosa selva.

 

 

 

 

Personajes

 

Jorge, es un joven que abandonado a su suerte en medio de la jungla sobrevivirá entre tribus y animales salvajes.

 

 

 

Pequeño Pantera Negra, es Jorgito, un niño que ha nacido en la selva y se ha criado sano en mente y espíritu.

 

 


tomos

1. Pantera Negra
2. Lanzas envenenadas
3. Hombres Leopardos
4. La plaza de los sacrificios
5. La carga de los elefantes
6. La roca de la muerte
7. La montaña de los espíritus
8. La ciudad prohibida
9. El reyezuelo
10. Los amigos de la Pantera
11. Drama en la mina
12. Al otro lado del desierto
13. Hombres y fieras
14. La rebelión de los salvajes
15. La marcha de la muerte
16. En la catarata
17. Mercaderes de esclavos
18. Mensaje sangriento
19. El gorila asesino
20. El ataque de los gorilas
21. La bruja Lalaula
22. El pantano
23. El regreso de Susana
24. El regreso de Susana II
25. El talismán
26. Sulima y Hamed
27. Sulima y Hamed II 28. Aventura en el oasis
29. Horas desesperadas
30. Guarida de lobos
31. El pequeño ladrón
32. El orgullo castigado
33. K.K.K.
34. En la boca del lobo
35. Tres sorpresas
36. La aventura de Madumba
37. La caza del fantasma
38. Regreso a la selva
39. Cuatro aventureros
40. La vuelta de Togotogo
41. El peñón de los “Dunjs”
42. El asalto de los indígenas
43. La secta diabólica
44. El secuestro de Susana
45. Los hombres de las cavernas
46. La sima de los horrores
47. El toro sagrado
48. Torre de fuego
49. El cazador furtivo
50. La senda de los elefantes
51. La justicia de la selva
52. El nacimiento de un Héroe
53. En poder del hechicero
54. Rescatado

Para los que más saben

Pantera Negra / Pequeño Pantera Negra

Los personajes de estas series se mueven entre lo fantástico y la más pura aventura. Cabe destacar la cuidadosa planificación, en la que otros artistas de mayor prestigio e influencia no hubieran logrado mejores resultados. Los personajes se mueven como en el mejor y más prestigioso de los escenarios. Lo cierto es que la saga de Pantera Negra no defrauda.

Quesada mantiene la alegría y el vigor de su trazo, pero, además, nos depara algunas sorpresas: Uno quiere notar cierta simpatía del autor hacia su personaje, casi como si Quesada se identificara con ese muchacho que es Jorge, el Pequeño Pantera Negra.

Indudablemente, Pantera Negra y muy especialmente Pequeño Pantera Negra, fueron para la famélica generación de posguerra un universo mágico. Sus aventuras "leídas" en la infancia evadían de la realidad. Desde el placer de su lectura ponía al lector en contacto con sus miedos, con la aún descodificada e incompleta noción del mundo, y le ayudó a superarlos y liberarlos.

Con sus tebeos alimentaba al lector de las palabras e imágenes necesarias para convocar o conjurar. Después, estaba la relación -con una enorme carga afectiva- que se establecía con el artista.

Un buen historietista sabe dosificar lo reconocible con lo insólito, el misterio con la broma, la tensión con el respiro ... y nos seduce. Cualidades inherentes en el que fuera uno de los autores más admirados por los lectores de aquellos años: Miguel Quesada.

El haber citado solo alguno de sus títulos puede suponer menospreciar otros, por lo que el lector no debe dejar de acercarse a su obra completa, a pesar de que los gustos particulares establezcan diferencias entre unos y otros títulos, cualquiera de ellos justifica por sí solo la grandeza de uno de los más importantes autores de la historia de la historieta española. Sus tebeos son con mucha diferencia de los que más lectores consiguieron.



Pantera Negra

Una de las mejores historietas tarzanescas realizadas en nuestro país. Dibujada inicialmente por José Ortíz, nos devuelve, a la española, el mito de Tarzán, pero con un sólido argumento que se mantiene a lo largo de toda la colección y en la que la situación "real" de los personajes va evolucionando en el transcurso de la misma.

Con el nacimiento de su hijo (Jorgito), esta obra adquiere carácter de saga, repleta de vueltas y de insistencias, situando al personaje en una mítica que le distancia del personaje de Burrough en el que se halla inspirado. Uno de los puntos más diferenciales de su modelo original es su amistad con algunas de las tribus nativas y que ésta no es su selva, aunque son indudables numerosos puntos en común.

En realidad José Ortiz dibujó los 14 primeros ejemplares, del 15 al 20 fueron dibujados por Miguel Quesada, del 21 al 32 de nuevo por José Ortiz pero sólo el lápiz, el entintado lo realizarían Vicente Ramos y María Teresa Almazara. Finalmente del 33 al 54 lo dibujará al completo Miguel Quesada.



Pequeño Pantera Negra

Por su parte, Pequeño Pantera Negra es una serie trepidante en la que brillan con luz propia una espléndida capacidad de evocación, un finísimo sentido del humor en muchas ocasiones, y un flujo ininterrumpido de imágenes sorprendentes. Mantiene en todo momento un equilibrio ejemplar.

En ambas series se nos ofrece un apasionante viaje por una selva real, lejos de la civilización y del mundo conocido, sombrías amenazas, trepidantes aventuras para quienes añoran ese género abandonado hace décadas, y, como queda dicho, una formidable recreación del mito tarzanesco para quienes disfrutan de esa vertiente historietística. Hay romance, amor, acción, intriga, misterio, humor, personajes imaginarios y reales.

Mucha de toda la fantasía e irracionalidad que pueden encontrarse en el imaginario de la época encontró en Pantera Negra y Jorgito un soporte insustituible. La gran difusión del tebeo y el enorme éxito que tuvieron éstos no hicieron más que aumentar la curiosidad y el interés del lector por aquellas regiones extrañas, en cuyos límites se terminaba la "civilización" y en donde "cosas raras" eran posibles. En una palabra, se convirtieron en otro de los tantos caminos de evasión.

La colección cambiará a formato vertical y la mitad de tamaño a partir del número 55 pasando a llamarse Pequeño Pantera Negra desde el número 55 al 124 que volverá al formato apaisado desde el 125 al 329. El dibujante es Miguel Quesada hasta el número 177 y luego lo dibujarán Jesús Herrero y finalmente Miguel Roselló. El guionista siempre fue Pedro Quesada.

En 1964 la revista cambia a formato vertical de mayor tamaño y de nuevo se llama "Pantera Negra", aunque en el interior las aventuras son de la familia al completo, con algunas portadas de Miguel Quesada y algunas historia del interior. En el número 66 se fusiona con la revista Flecha Roja y pasa a llamarse "Pantera Negra y Flecha Roja".

En los años 60, simultaneando con la colección Pantera Negra en formato vertical grande, la Editorial Maga hizo una segunda edición de los 12 primeros números de Pequeño Pantera Negra, con unas portadas totalmente diferentes y en un tamaño algo mayor que el de la edición original (15 cms. de ancho x 21 cms. de alto en lugar del 12 x 17 de la edición original).

Tanto en “Pantera Negra” como en “Pequeño Pantera Negra”, Pedro Quesada hizo el papel del guionista y fue posiblemente el guionista más regular del panorama de nuestro tebeo de posguerra. Si se eligiera a los mejores por la regularidad, él estaría entre los primeros.

Ficha técnica

Autor: Miguel Quesada Cerdán.
Título: Pantera Negra.
Editorial: Maga.
1ª Publicación: 1956.
Dibujantes: José Ortiz y Miguel Quesada.
Guionista: Pedro Quesada.
Género: Aventuras.
Personajes: Jorge (Pantera Negra), Isabelita, Gema, Susana, Goldo, Dr. Rossi, Dr. Reynolds, Dr. Rourases...

Características

· Edición facsímil en estuche
· 54 aventuras
· Formato apaisado 24 x 17 cm
· Blanco y negro
· Portadas en color

 

Pantera negra

www.tebeosclasicos.es es un sitio de comercio electrónico seguro.

Formas de pago

Calle de Errekakoetxe, 10 48010 BILBAO

Teléfono: 615 73 20 37

info@tebeosclasicos.es