Tebeos Clásicos

[ ... ] Items
Ver pedido

Capitán trueno

Autor

 

Víctor Mora, nacido en Barcelona en 1931, fue creador y guionista de El Capitán Trueno, El Jabato, El Corsario de Hierro y Dani Futuro, entre otros. Usó el seudónimo "Víctor Alcázar".

En 1934, su padre ingresa en la policía autonómica de la Generalitat. Al iniciarse la guerra, su padre es enviado a fronteras y puertos como inspector, debido a no querer tomar partido por ningún bando, siendo posteriormente internado en un campo de concentración.

Tiempo después se escapa a Francia, reuniéndose con su esposa y su hijo Víctor. Al iniciarse la invasión de Francia por las tropas del tercer reich, Víctor se encuentra con su familia en Limoges.

Unos días mas tarde son visitados por la policía francesa, acompañados por los soldados alemanes, buscando alguna prueba de su vinculación como "rojos". El carné de inspector de policía de la Generalitat, los salva momentáneamente.

Poco más de un año mas tarde, fallece su padre que había enfermado debido a las penalidades pasadas, lo que hizo que regresara con su madre a Barcelona a finales de los años 40.

Comenzó su carrera como guionista a los 18 años en la serie Doctor Niebla. Se convierte en un tebeo adicto de su época, devorando los Pocholo, El Globo, Historietas, Aventurero, etc...

En 1950, sus inquietudes le llevaron a crear El Capitán Kerr, pero consciente de su debilidad en la parte gráfica, se dedicó por entero a la literaria. Cuando llevaba sus originales a una editorial, siempre le ponían impedimentos a sus dibujos, pero le preguntaban: ¿Quién escribió el guión? Esto fue lo que le motivó a dedicarse a crear guiones. Su gran calidad como guionista le permitió realizar unas tramas inusualmente complejas para lo que era común en el género.

Durante su carrera ha utilizado varios seudónimos; Albert Roca, Víctor Alcázar, Carlos Valle, E. Roca, Eugenio Roca, Ramón Martín, R. Roldán, Roger, Víctor Morán o Vincent Mulberry, son los más conocidos. De su magistral pluma han salido infinidad de personajes.

Galardonado con la Orden de Caballero de las Artes y las Letras de la República Francesa, y con la Cruz de Sant Jordi de la Generalita catalana, Víctor Mora es, además de guionista de tebeos -El Capitán Trueno, El Jabato, El Cosaco Verde, Dani Futuro, El Corsario de Hierro-, novelista y periodista de prestigio internacional.

 

Miguel Ambrosio Zaragoza (Ambrós), nace el 31 de agosto de 1913, en Albuixech (Valencia) y murió el 29 de septiembre de 1.992. Como él mismo decía: "nací con la vocación de dibujante, pues ya dibujaba antes de andar o aprender a hablar". Fue profesor hasta la Guerra Civil y tras ésta trabajó en el campo con sus padres, hasta que en 1.946 inicia su carrera de dibujante.

Sus padres le matricularon en la academia de San Carlos de Valencia, y recorría diariamente 26 kms para aprender a dibujar. Uno de los profesores le vaticinó que "nunca sería nada en el dibujo". Afortunadamente se equivocó.

Alentado por sus padres, por aquello de tener un trabajo fijo para toda la vida, termina Magisterio, y durante un breve periodo de tiempo, ejerció como tal, pero el inicio de la guerra civil truncó su trayectoria en éste terreno, alistándose en el bando republicano.

En 1939, y ya terminada la guerra, debido a sus antecedentes políticos, decide renunciar a su carrera docente y volver a su pueblo a ayudar a sus padres en las labores del campo.

En 1944, llegan a sus manos varios cuadernos de El guerrero del antifaz, y decide dibujar un cuaderno entero, y con todas las ilusiones del principiante, se presenta al Sr. Puerto de editorial Valenciana. Este le encarga hacer algunas páginas cómicas, y tras ahorrar unas pocas pesetas se dirige en 1946 a Barcelona.

Su primer contacto lo hace con la Hispanoamericana de Ediciones, y le dicen que se dedique a otra cosa. Posteriormente le indican que pruebe en una pequeña editorial "Bergis Mundial", para la que confeccionaría cuatro cuadernos de la colección "Dos yanquis en África".

Luis D'oc, director de editorial Gerpla, le da las direcciones de dos editoriales que están empezando (Toray y Grafidea) que están buscando dibujantes. En Toray se entrevista con el Sr. Ayné que le encarga algunas páginas para la revista Chispa, pero su verdadera oportunidad vino de la mano de Editorial Grafidea. Federico Amorós, que es uno de los más grandes guionistas que ha dado éste país había creado un personaje inspirado en el personaje de El Zorro, inmortalizado en la pantalla por el actor Tyrone Power, y estaban buscando al dibujante que le diera vida.

Así nació en 1947 El Caballero Fantasma, que coincidía en el título con otro personaje publicado por Editorial Saturno y dibujado por Sangar.

Ambrós entrega su primer cuaderno, pensando que no le van a pedir otro, y sorprendentemente se agota. Tras la entrega de varios cuadernos y viendo que la aceptación es popular, Editorial Saturno presenta una demanda, lo que obliga al guionista a "matar" al protagonista y convirtiendo a su pupilo en el Jinete Fantasma. Contrariamente a lo que se pensaba el nuevo giro en la historia hace que se incrementen las ventas llegando a tener esta colección una de las mejores tiradas de la época. Se publican 164 cuadernos de 21 x 32 cm.

En 1951, acaban las aventuras del Jinete Fantasma, siendo reemplazadas por las de su hijo, tal y como constaba en el primer número de Chispita, y guionizados por Amorós. A éstas aventuras siguieron cuatro más, pero ésta vez dibujadas por Biosca.

En 1955, colabora con otros dibujantes en la Colección Bisonte gráfico, en la que publicaría dos cuadernos. Este mismo año publica varias historias en la colecciones de Novelas Bisonte Extra Ilustrada y Búfalo Extra Ilustrada

En 1956 publica para la Colección Historias Los tres mosqueteros y Las aventuras de Dick Turpin.

En 1956 se inicia la publicación del personaje de más arraigo popular en toda la historia del tebeo en España, El Capitán Trueno, formando tándem con Víctor Mora, que firmaba como Víctor Alcázar, dibujando los números 1 al 35 y el 37. En colaboración con Beaumont el 36, 38 al 45, 47 al 168, y del 173 al 175.

En la revista Pulgarcito ocupó la doble página central desde el nº 1317 al 1336, en formato historias-copio, compartiéndolas con el Inspector Dan de Eugenio Giner y El Capitán Vendaval de Tony Bernal.

Ocupando el total de la doble página central dibuja siete aventuras desde el nº 1387 al 1487, pero el Capitán Trueno siguió apareciendo en Pulgarcito de la mano de Beaumont, Tinoco, etc...

En 1963 dibuja para Inglaterra la aventura titulada Billy the kid.

En 1964 en la revista El Capitán Trueno Extra, publicó los números 244, 245, 249, 250, 254, 255 y 256.

Alguna participación en los números 364 y 365, además el Almanaque para 1965, y las portadas para El Capitán Trueno Gigante 1 al 14, 17 y 18.

Este mismo año publica un libro de la colección Héroes dedicado a Tarzán, otros dos dedicados a Rin tin tin, y otro dedicado al Capitán Trueno para la misma colección, titulado La isla de Rapa Nui.

En 1965 en la revista Din Dan se publican varias páginas de la serie 4 camaradas, titulada El tesoro de Manco Capac.

En 1965, dentro de la colección Historias se publica Juan XXIII, el Papa del concilio. Este mismo año empieza a publicar para editorial Valenciana una series de aventuras cortas dentro de la Colección Roberto Alcázar y Pedrín Extra, hasta 1971. Fueron reeditadas posteriormente por la misma editorial en la colección Super 3, formando tándem con Chiqui de la Fuente, y en otras colecciones como Jaimito, Selecciones de Jaimito, Western, Toby, Purk (Almanaque 1976).

En 1968, y en la revista Jaimito de editorial Valenciana, publica la serie Héroes del deporte, con guión de Pedro Quesada, y posteriormente la serie Los Colonos con guión de Federico Amorós, que fueron publicados en extras y almanaques de Jaimito.

En 1970, como complemento estelar de la revista Mortadelo aparece un personaje cautivador. "El Corsario de Hierro", que seguía la pauta de otros clásicos de Victor Mora. El héroe, el forzudo y el cómico, con la particularidad de que no tenía novia "oficial", y cada pocos cuadernos causaba estragos entre las féminas sin decidirse por ninguna.

En 1971, Bruguera comienza a publicar la colección El corsario de hierro, dentro de la serie Grandes Aventuras Juveniles, de la que se publicaron 22 números. En 1977 se reeditan las mismas aventuras, pero esta vez llegan a publicarse 52 números y lo mismo sucede en 1980, llegando a los 58 números, con guión de Víctor Mora.

En 1982, Joseph Toutain, en la Historia de los cómics, publica la aventura del Capitán Trueno titulada El adivino de los ojos muertos, que levantó algunas ampollas en media España, y de la que se hicieron eco algunos periódicos nacionales y locales.

Posteriormente Ediciones B, en 1987 publica 58 números en la mejor edición de El Corsario de Hierro hasta la fecha, donde se puede observar con toda nitidez la fuerza del dibujo de Ambrós. En ésta colección es interesante observar al personaje Colibrí, el más emblemático de la trayectoria profesional de Ambrós.

Como a todos los historietistas de éste país, también a Ambrós la censura mutiló la mayoría de sus obras, haciendo a veces verdaderos estragos en las mismas. Ambrós decidió dar una lección a todos esos señores de tan extraña moral con el dibujo de la derecha.

El 30 de septiembre de 1992, tras haber sufrido varios amagos de infarto y tras una larga enfermedad, muere a los 79 años, victima de un ataque cerebral. Ambrós abandona éste mundo, dejando un gran número de admiradores de su persona y obra.

Argumento

 

En esta cita Víctor Mora nos define perfectamente al personaje principal de la serie, tanto en los aspectos positivos como en los negativos.

Siempre soñé con escribir las aventuras de un caballero andante, y Editorial Bruguera me brindó la ocasión. Este caballero es fuerte, simpático, lucha con noble idealismo moral por la justicia, la libertad, la fraternidad, la paz (...) Su papel fue a menudo el de hacer que masas de gentes tomaran conciencia de la bestial explotación a que eran sometidas por un grupo de vampiros (...) Si algo se le puede reprochar es que desde un punto de vista estético, el Capitán tiene todos los defectos de los héroes positivos de la novela soviética mala... jamás tiene una flaqueza. Jamás tiene nada que reprocharse... Es el hombre que se reprime constantemente para estar a la par con los ideales que defiende...

Héroe valeroso y concienciado socialmente, el Capitán Trueno nace alrededor del 1162 en una región costera del norte catalán.

Inspirado por La República de Platón y animado por su espíritu de aventura y animadversión hacia el sistema feudal, decide ceder sus derechos de primogénito en pro de un hermano menor y se lanza a la aventura tras ser nombrado caballero.
Sale a la caza de sarracenos y en su primer combate se enfrenta a un guerrero árabe que, en realidad, es un leñador llamado Goliath, cuyos padres y hermanos acaban de ser asesinados. Su deseo de venganza le mueve a unirse a Trueno con destino a Tierra Santa para luchar en la Cruzada.

Iniciado su camino, habrán de defender a una comitiva víctima de un ataque árabe. Tras el enfrentamiento, queda moribunda la viuda del conde de Normandía, que les encarga la custodia de su joven hijo, Crispín, que se unirá a los dos cruzados.

Hacia 1191, el Capitán Trueno comienza sus aventuras con el trasfondo de la III Cruzada, bajo el auspicio de Ricardo Corazón de León, con el que entablará una amistad personal.

Al mando de un reducido ejército de españoles, el Capitán Trueno se empleará a fondo en la toma de un fuerte árabe cercano a San Juan de Acre, donde acabará siendo encarcelado.

Durante su cautiverio, nuestro héroe coincide con Diego de Ribera, un vecino del feudo familiar de Trueno, quien antes de morir, le encomienda la devolución a España de un valioso cáliz.

El viaje de regreso a España está marcado por un asalto vikingo al frente del que se sitúa Ragnar de Loghbroth, progenitor de Sigrid, una rubia vikinga que se enamorará perdidamente de Trueno. Ella también dejará una huella indeleble en el corazón de él.

Un nuevo personaje más hace incursión en la historia: Es el Mago Morgano, un inventor que le ofrecerá a Trueno un globo aerostático que permitirá una ampliación de horizontes en las aventuras.

China será el primer destino de Trueno, lugar al que acudirá acompañado de Grune, la hija de Morgano. El Capitán habrá de enfrentarse al Gengis Khan, uno de los pocos contrincantes a los que no podrá derrotar, finalizando el combate en empate técnico.

Su recorrido continúa a través de Asia y en dirección a Palestina. Se cruzará con el Dalai Lama y conocerá el Egipto faraónico y, ya en Oriente Medio, será el emisario a través del que Saladino le ofrece la paz a Ricardo Corazón de León, acuerdo que se firmará en 1192.

El recuerdo de Sigrid hace que Trueno decida viajar a la isla de Thule, en la que la vikinga reside. Allí, varios pretendientes luchan por su amor, entre ellos Gundar, con el que Trueno entablará una relación de amistad, aunque, será el Capitán quien, al final, logre comprometerse con Sigrid.

A estos hechos hay que unirles la revelación de Ragnar de Loghbroth quien, poco antes de morir, confiesa que el verdadero padre de Sigrid es el rey Thorwald, un pionero vikingo, cuyos restos se encuentran en América junto a un gran tesoro. Como es de esperar, Trueno emprende viaje a América.

Una vez recuperado los cuerpos de la familia de Sigrid y el tesoro, Trueno y ella se establecen en Thule aunque Trueno pronto tendrá que marchar hacia Argel, lo que impedirá que la pareja contraiga matrimonio y Sigrid tendrá que quedarse sola gobernando sus dominios.

Personajes

 

Capitán Trueno.- Es sin duda el héroe más legendario del cómic español, un hombre de acción y paradigma del altruismo solidario, constituyéndose en defensor de pueblos oprimidos y castigador de tiranos. Caballero valeroso, que lucha por grandes ideales como la justicia, la libertad y la paz, recorriendo el mundo en compañía de su amada Sígrid y sus inseparables Goliat y Crispín. Juntos corren fantásticas aventuras en el siglo XII en valientes cruzadas que le llevarán hasta Palestina. El gran mito del cómic español combatirá con los Vikingos, comandados por Ragnar Logbrodt y conocerá al gran mago Morgano, que regalará un globo aerostático a nuestros héroes para que pueda plantar cara a Gengis Khan. Es un hombre astuto e inteligente, gran estratega en lo militar e invencible espada en mano. Aún así, salvo en las primeras viñetas, nunca llega a matar a nadie. De espíritu amante de la cultura y los avances tecnológicos, es un revolucionario siempre dispuesto a ponerse del lado de los oprimidos y a embarcarse en las más arriesgadas y trepidantes aventuras a lo largo de todo el mundo.

Crispín.- Es hijo del conde de Normandía, pero, al morir su madre, es dejado bajo la custodia del Capitán Trueno. Las bromas entre Goliat y Crispín son memorables en la serie. Ágil y valiente, es el más joven de los protagonistas y juega el papel del aprendiz. Es un chaval inquieto y un donjuán en ciernes con creciente protagonismo.

 

 

 

 

 

 

Goliat.- El escudero fiel de Trueno. Es un tragaldabas que no puede pasar más de una hora sin comer. Es conocido por sus contrincantes como el Cascanueces, ya que si hay algo que le guste más que una buena comida es una buena bronca. Si hay alguna mujer robusta que se cruce por el camino de nuestros héroes ésta se enamorará perdidamente de Goliat, lo que le costará más de un disgusto. Es un hombre rudo, corpulento y tuerto, se enfrenta a cualquier desafío que se le ponga por delante y le aporta a la historia el toque cómico. Tras haber perdido a su familia a manos de los sarracenos, su espíritu de venganza le lleva a combatir con todos los enemigos que se le crucen en el camino. Algo aficionado al alcohol y rendido ante la comida, su volumen, le permite actuar como lastre lanzándose con gran habilidad desde el globo aerostático cuando la situación lo requiere.

 

 

Sigrid.- Todo caballero ha de tener una dama y Trueno no iba a ser menos, aunque se escapa en gran medida del rol clásico de la doncella reposo del guerrero. Sigrid es una mujer de carácter, diestra con la espada y capaz de embarcarse junto a sus compañeros en las más diversas aventuras y en más de una ocasión les ha salvado la vida a estos, algo que era inconcebible en los años en los que nació el Trueno. Es además, reina de la isla de Thule, un país dotado de Parlamento, otro signo de modernidad al que se une el hecho de que ella y Trueno, conviven sin estar casados.

 

 

 

 

Mago Morgano.- Uno de los personajes a los que más deben las aventuras de Trueno y sus compañeros. Es el inventor del globo aerostático gracias al cual los personajes podrán llegar antes que Colón al Nuevo Mundo, visitar el lejano oriente, África Central y los lugares más insospechados. Además su mente privilegiada, le hará presa de las envidias de los villanos, que más de una vez obligarán a Morgano a "prestarles" sus servicios, con la consiguiente aventura del Capitán para rescatarlo, también sus inventos desenfrenados darán pie a múltiples correrías. Inolvidables el ajedrez humano, el robot o la araña mecánica.

 

 

 

 

Ragnar Logbrodt.- En un principio, aparece como un pirata que es el padre de Sigrid. Su papel en la serie es realmente corto, pero sin su actuación las aventuras de Trueno nunca hubieran llegado a lo que son ahora. A su muerte, tras haber limado sus asperezas con El Capitán Trueno, revela a su hija que, en realidad, no es tal, sino que su padre era el rey Thorwarld de Thule, instándola a ocupar el trono que le pertenece y a recuperar los cuerpos y el tesoro de sus padres que descansan en Winland (América). Esto propiciará una de las sagas más recordadas de las aventuras de nuestros amigos.

 

 

 

 

Thorwald.- Es el verdadero padre de Sigrid. En los tebeos sólo aparece en un episodio retrospectivo en el que Ragnar, moribundo, explica a la futura reina de Thule cómo pasó de ser el jefe de la guardia personal del monarca a su padrastro. Fue el descubridor, junto a Erik el Rojo de América (a la que llamó Winland) y por ello hizo que su cuerpo descansase allí después de que usurpasen su trono.

 

 

 

 

 

Gundar y Zaida.- De los dos, el primer personaje que sale en la serie es Zaida. Es la "Reina de los negreros", es decir, una mercader de esclavos que va capturando a hombres de color por la costa africana. Trueno y sus amigos, la desafían y vencen una vez, aunque volverá a surgir en episodios posteriores, de nuevo como enemiga, pero tras inmiscuirse en sus aventuras se enamora lentamente de Trueno, cuyo corazón ya se ha dado cuenta de que pertenece a Sigrid. Así llegamos a la batalla que corren los pretendientes de la futura reina de Thule para salvarla de las garras de un reyezuelo gordinflón que quiere hacerla su esposa a la fuerza. Uno de estos guerreros es Gundar, que había estado prometido desde joven con Sigrid. Surge, así, el primer encontronazo entre Gundar y Trueno. Finalmente, cuando ambos se dan cuenta del valor de su contrincante, se hacen amigos y, ya que Gundar no se puede casar con Sigrid y Zaida no se puede casar con Trueno, deciden cambiar las parejas. Se forma así el matrimonio Gundar-Zaida, que ayudarán en muchas ocasiones al Capitán Trueno y sus amigos.

 

Grune y Wang-Ho.- Grune es la hija del mago Morgano. Cuando éste construye el primer globo para nuestros amigos, ella se embarca por accidente con ellos. Esto los llevará hasta la lejana China imperial, donde se enamorará de Wang-Ho, un guerrillero, antiguo capitán de la guardia del emperador, que se ha rebelado contra su tiranía. Cuando Trueno y los demás fabrican un nuevo globo para partir, ya restablecido el orden, ella decide quedarse y casarse con el chino. En los cuadernillos nunca volvió a aparecer, aunque en el Trueno EXTRA sí que lo hizo, debido a la intervención de guionistas extraños que la ponían de sobrina de Morgano...

 

 

 

 

Ricardo Corazón de León.- El monarca inglés es el jefe de los cruzados a los que se une Trueno en su primer cuaderno. Aunque en un principio no adquiere demasiada importancia y se utiliza para poco más que dar una dimensión temporal y una explicación histórica al tebeo, luego adquirirá verdadera importancia, especialmente en El Capitán Trueno EXTRA, donde será anfitrión de nuestros amigos en múltiples ocasiones. No conviene olvidar tampoco que, según la historieta, fue Trueno el que propició el encuentro entre Ricardo y Saladino para que terminase la III Cruzada.

 

 

 

 

Gengis Khan.- Gengis Khan era un personaje prácticamente desconocido para el público español cuando apareció en la serie, pero se convirtió en uno de los personajes que más fascinación causaron entre los lectores a finales de los 50. Esto, añadido al extraordinario atuendo del que le dotó el maestro Ambrós, fue lo que causó tanta sensación entre el público. Sus apariciones fueron pocas en las historietas, pero es, junto a Ricardo Corazón de León, el único que no ha sido vencido por la espada de Trueno.

 

 

 

 

Tomos

Volumen 1

A sangre y fuego
El aliado invisible
¡Las hordas de Gengis Khan!
En la tierra de Lanka Lama
El país de los faraones
Gontroda la hechicera
La ola implacable
La historia de Sigrid

Volumen 2

La voz de Zankru
La última lucha
La misteriosa "Oaxcala"
El conde Kraffa
Cautivos en Argel
La horda de Karim
El poder de Krisna
Un plan siniestro

Volumen 3

El conde bromista
El secreto de Barogar
Peligro en los abismos
El torneo fatídico
Guarida de las fieras
Viento de furia
Lucha de titanes
Una batalla naval

Volumen 4

Los vikingos prihistóricos
El ídolo siniestro
Los normandos de Osfold
¡La guarida negra!
El foso de la muerte
La pesca siniestra
El círculo de la muerte
El "pulpo" desenmascarado

Volumen 5

El brujo del pantano
El hombre del triángulo
Lucha sin cuartel
La torre del verdugo
En el polo norte
El gran secreto
El reto de Zendak
Nuevos peligros

Volumen 6

El "juramento" ataca
Los hijos del mar
Muralla de fuego
Enigma en la isla
Los dogos de Gundar
¡Lucha contra el mar!
Tenebrosa intriga
En los dominios de Huaxco

Volumen 7

Un millón de puercoespines
Las amazonas
Zerdal, el jíbaro
Guardianes de hierro
Los "lobos cazadores"
El cementerio en la isla
El relato de Zaida
Ding-ding, el bufón

Volumen 8

El pintoresco Zorrini
Cerco de fuego
¡Emboscada!
La trampa llameante
Un ajedrez siniestro
¡Sigerico de Horria!
Los islotes negros
¡Garfios!

Para los que más saben...

Los creadores de El Capitán Trueno fueron Víctor Mora y Ambrós. El primero se ocupó de los guiones y el segundo de los lápices. Posteriormente, debido a la cantidad de trabajo, ambos tuvieron que buscar colaboradores. El personaje de El Capitán Trueno fue concebido en 1956 y surge de la fascinación que siempre sintió Mora por El Príncipe Valiente, tebeo que iluminó su infancia de hijo de exiliados, antes del apagón de la Segunda Guerra Mundial.

Mora, aprovechó el personaje para sacarse dolorosas espinas del pasado. Sufrió represalias durante el franquismo por sus actividades izquierdistas. Su héroe no es sólo un hombre de acción, también es el paradigma del altruismo solidario. No hay aventura en la que el valeroso capitán no se ponga del lado de los oprimidos o deje de luchar por la libertad y la razón. El Capitán Trueno es un revolucionario por cuenta propia, un guerrillero medieval que va trocando dictaduras por democráticos consejos de ancianos. Buena parte de los sueños que Víctor Mora no podía llevar a la realidad, El Capitán Trueno los conseguía en la ficción.

La fácil aceptación popular de El Capitán Trueno se fundamenta en la atractiva personalidad de los caracteres de la serie. Aunque de planteamientos aparentemente sencillos, las historietas escritas por Mora juegan con elementos clásicos de la literatura universal. Trueno es el prototipo del héroe, aunque con evidentes aires modernos. Es un hombre de principios, no de impulsos. Combate por obligación, por fidelidad a sus propias ideas, nunca por gusto o por pasión. La audacia del capitán va pareja a su gusto por la cultura y los avances científicos: no en vano recorre el mundo en un globo aerostático adelantado a su tiempo, obra del sabio Morgano. Sus compañeros de aventuras son el perfecto contrapunto: Goliath representa el Sancho Panza pedestre, cómico, buenazo y borrachín; Crispín es la figura del aprendiz, la continuación del héroe, el niño que lee la historieta. Y Sigrid, rubia nórdica que sucumbe a la hombría de bien del caballero español, es una revolucionaria apuesta por la igualdad de sexos en pleno franquismo. Reina de Thule, país dotado de parlamento propio, Sigrid es también un poco velado homenaje a ese Príncipe Valiente que tanto gustaba a Mora.

Su primera firma para El Capitán Trueno fue con el necesariamente patriótico seudónimo de Víctor Alcázar. Encontró su compañero ideal en Miguel Ambrosio Ambrós, maestro nacional que nunca llegó a ejercer y dibujante de enorme plasticidad y fluidez de trazo. Ambrós aportó la perenne sonrisa de Trueno, unas portadas antológicas, plenas de colorido y acción, un expresivo dinamismo y las caras oficiales de los distintos personajes.

El tándem Mora/Ambrós significó el mayor éxito editorial conocido por el tebeo en España. Aunque resulta imposible contabilizar las ediciones de El Capitán Trueno, no cabe duda de que se trata del tebeo más vendido de la industria nacional. Entre 1956 y 1968 se publicaron 618 ejemplares de su propia revista, a los que hay que sumar números especiales, almanaques e historietas incluidas en publicaciones como Pulgarcito en formato historiascopio (estaba en auge en el cine el cinemascope y aquí trataron de imitarlo), ocupando la mitad de la doble página central de la revista, que compartía con el inspector Dan de Eugenio Giner y el Capitán Vendaval de Tony Bernal. El año de su aparición, un tebeo de El Capitán Trueno costaba 1'25 pesetas, en formato apaisado y con una publicación quincenal, empieza a publicarse en enero de 1960 hasta marzo de 1968, de forma ininterrumpida y semanalmente. A los pocos meses, su tirada estaba en 350.000 ejemplares semanales, estimándose que lo leían alrededor de un millón y medio de personas. El personaje de Mora y Ambrós había logrado lo que pocos en el panorama español: tener lectores de todas las edades. En los 13 años que se mantuvo su publicación, la serie conoció dos reediciones, y las que se han hecho hasta el día de hoy son incontables.

Su peculiar estilo, ha dado la posibilidad de que su publicación no fuese tan sólo a nivel nacional, habiendo sido publicado en varios países, entre ellos, Francia, donde se publicó con el título de "Amigo". El cuadernillo de aventuras comienza su andadura en 1956 a manos de Víctor Mora (con el seudónimo de Víctor Alcázar) y Miguel Ambrosio Zaragoza (Ambrós).

A lo largo de los 618 fascículos de que consta la colección, Victor Mora guioniza los nímeros 1 al 25 y 46 al 618, mientras que Ricardo Acedo guionizaba los números 26 al 45. Igualmente que en el cuadernillo, muchísimos profesionales, de la historieta se hicieron cargo de la colección. Miguel Ambrosio Zaragoza "Ambrós", Angel Julio Gómez de Segura Beaumont, Francisco Fuentes Manuel, Juan Martínez Osete, Claudio Tinoco Caraballo, Tomás Marco Nadal, Luis Casamitjana Colominas, Rodrigo Rodriguez Comos, Francisco Dïaz, Juan Escandell Torres, Gil Bao, Adolfo Alvarez Buylla, Fëlix Carrión Cenamor, Vicente Torregrosa Manrique, Manuel Ubeda Fuentes, Angel Pardo Ruiz y José Grau.

Algunos estudiosos han citado a Casanovas como dibujante de algunas páginas del Capitán Trueno. Si bien es cierto que el propio dibujante ha dicho que efectivamente ha dibujado alguna aventura, también lo es que nunca fueron publicadas en España. Se cree que se enviaron a una editorial alemana por parte de Bruguera y que no fructificó.

La última, recién salida al mercado, recoge las historietas que se publicaron en formato vertical bajo el título Capitán Trueno Extra, a partir de 1960. Fuera de nuestro país ha sido editado con éxito en numerosos países hispanoamericanos, en Portugal y en Francia. El proyecto, largamente pospuesto, de una película de animación ya está en marcha. La leyenda sigue viva, y con su impronta de héroe tan humano como férreo, El Capitán Trueno todavía tiene cuerda para rato.

Aunque sólo dibujó parte de la producción, su estilo fue tan definitorio de la serie que la editorial -Bruguera- obligaba a los demás dibujantes a seguir su patrón. Sólo artistas con valía y coraje, como Ángel Pardo, Fuentes Man o Jesús Redondo, se atrevieron a salirse de la norma y aportar su toque propio.

Ficha técnica

Autor: Víctor Mora.
Título: El Capitán Trueno.
Editorial: Ediciones B.
Publicaciones: La 1ª publicación fue en blanco y negro y la detallada en esta ficha corresponde a una edición mejorada en los años 60, denominada "Trueno Color".
Dibujantes: Miguel Ambrosio Zaragoza (Ambrós), Ángel Julio Beaumont, Ángel Pardo, Tomás Marco, Julio Briñol, Juan Antonio Martínez Osete, José Grau, Adolfo Buylla, Francisco Fuentes (Fuentes Man).
Guionistas: Víctor Mora Pujadas, Ricardo Acedo.
Género: Capa y Espada.
Personajes: Capitán Trueno, Sigrid, Goliat, Crispín, El Mago Morgano, Ragnar Logbrodt, Thorwald, Gundar, Zaida, Grune, Wang-Ho, Ricardo Corazón de León, Gengis Khan.
Nota: Esta colección corresponde a la 1ª serie de la edición a color de esta obra, está compuesta de 64 capítulos.

Características

· Edición histórica en 8 volúmenes a todo color.
· 64 Aventuras.
· Formato vertical 21,50 x 31 cms.
· Encuadernación en guaflex rojo con incrustaciones en oro.

 

Capitán trueno

www.tebeosclasicos.es es un sitio de comercio electrónico seguro.

Formas de pago

Calle de Errekakoetxe, 10 48010 BILBAO

Teléfono: 615 73 20 37

info@tebeosclasicos.es